Al taller de chapa y pintura en Llanera, llegan un gran número de vehículos con necesidades variadas. Algunos de ellas son realmente graves y, de hecho, pueden hacer que el vehículo no llegue a pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

En realidad, aunque muchos conductores lo desconocen, lo cierto es que el capítulo 2 del Manual de Procedimiento de Inspección de las ITV recoge las irregularidades de chapa que se califican de graves. Cuando el inspector empieza a revisar el vehículo tiene que comprobar si hay defectos de estado (como los óxidos, las perforaciones o los desperfectos), así como la existencia de anclajes de portacontenedores inexistentes o deteriorados, aristas vivas o cortantes, una fijación defectuosa del parachoques, o incluso la entrada de humos al habitáculo.

Precisamente, en los últimos años se ha registrado un aumento de este tipo de defectos. La buena conservación de la carrocería es fundamental, porque influye en la aerodinámica y en el consumo. Por eso, si notas que se ha oxidado alguna parte, que el paragolpes no está en buenas condiciones, te han rayado la puerta..., te aconsejamos que vengas a nuestro taller de chapa y pintura en Llanera.

La pintura de tu coche es un aspecto de lo más importante. Se trata de uno de los elementos más relevantes porque, como todos sabemos, es la parte más visible de tu vehículo y suele estropearse con facilidad (roces, lluvia, temperaturas extremas, etc.).

Pintar un coche requiere de un proceso realizado por expertos. El primer paso es desmontar todo: las puertas, lunas de borde, gomas, accesorios, recubrimiento del techo, puertas, etc. Un paso previo al proceso de pintar es el lijado de las zonas oxidadas. El siguiente paso es aplicar masilla en las zonas raspadas para evitar huecos e imperfecciones. Luego empieza el procedimiento de pintura; en primer lugar se aplica una capa de pintura base y luego tres capas de la pintura que hayas seleccionado, luego el pulido y por último el secado. Tras el secado, se reconstruye todo el coche, se prueban todas las partes y el vehículo está listo para ser lucido por su dueño.

El equipo de mecánicos que formamos L. y J. Auto tenemos toda experiencia que necesitas para reparar cualquier problema de la carrocería, así como en las revisiones previas a la ITV.